Entradas

Y TAMBIÉN SE VIVIÍA José Alberto Sáez de Haro Así titula Jesús López García (Caravaca de la Cruz, 1956), el trabajo realizado sobre el territorio que comprende parte del noroeste de la Región de Murcia y aledaños, extendidos a las provincias limítrofes de Albacete, Granada y Almería, que los lugares no entienden de líneas divisorias de provincias, pero sí de idiosincrasia y de identidad, y esto es lo que cuenta Jesús en su libro: cómo son esos territorios y sus habitantes, y evolución de unos y otros, tanto en lo físico, como en su comportamiento. Su lectura me recordó la de Peñas arriba de José María de Pereda, que hice tras visitar los paisajes cántabros, y a veces leyendo en la orilla de la playa con un horizonte sin fin… Jesús López, desde su doble condición de geógrafo e historiador, nos hace el relato contándonos cómo es el territorio, ese paisaje sin fin, como el mar, pero que hace millones de años, presionado y trasladado, dio lugar a ese inmenso escaparate de formaciones geológi…
Imagen
ANTONIO RAMÓN SÁEZ MARTÍNEZ, MÚSICO –AFICIONADO− DE CEHEGÍN. JOSÉ ALBERTO SÁEZ DE HARO (Publicado en la Revista de Fiestas de Cehegín en honor de la Virgen de las Maravillas de septiembre de 2013) Valga lo que contiene este escrito para hacer un pequeño recorrido por la vida de mi bisabuelo paterno Antonio Ramón Sáez Martínez, y mostrarla a sus familiares, paisanos, y a quienes pueda interesar, para que lo conozcan, y sepan cómo contribuyó con sus hechos a la vida social y cultural de donde transcurrieron, y sentirnos orgullosos, sus descendientes, de su origen ceheginero. Mi agradecimiento a todos los que me han ayudado a la redacción de este artículo, especialmente a Francisco Jesús Hidalgo, responsable del Archivo del Ayuntamiento de Cehegín.


             Antonio Ramón Sáez Martínez y su esposa Salvadora de la Ossa Espejo (fotografía del archivo familiar)

Antonio Ramón Sáez Martínez, nació en Cehegín (Murcia), a las cinco de la mañana del día 29 de mayo de 1842, en la calle Nueva número …
ODA AL MAR María del Carmen Pérez Ballesteros Ed. La Rosa de Papel (Ed. 2017) María del Carmen, mira con “ojos largos”, –bella metáfora de mirada reposada-, la vida con “esperanza” y “humildad”, virtudes que dan título a otras dos de sus publicaciones, a través de esa otra bella metáfora que es el “mar” al que canta como representación de la vida y todo lo que ella conlleva: la vereda –el camino-, el amor, la belleza, la libertad del vuelo de la paloma, el latir del corazón, la ilusión, el aroma, …, entre otras muchas emociones, desde la “arena de la playa”, espacio en el pronto se ubica el lector, haciendo suyos los sentimientos que va trascendiendo María del Carmen.
Se inician los poemas con dos dedicatorias de hondo sentimiento, más a continuación: el mar, la brisa, el horizonte, el velero, el faro, las redes del sustento del pescador –de “plata”-, van conduciendo al lector por ese espacio que fácilmente puede llevarte sobre la fina arena de la playa, o las rocas de la costa, para segu…
VAMPIROS Y OTROS RELATOS
Mariano Sanz
Ed. MurciaLibro
Ya he terminado “Vampiros y otros relatos” de Mariano Sanz, (Ed. MurciaLibro). Es corto, ameno y con el estilo de Mariano, que siempre se muestra muy observador, como buen viajero, y, por lo tanto, lo que narra lo hace con un gran detalle: lo transmite como lo percibe. En los “relatos” hay de todo, “vampíricos” (por culpa de algunos “chupa sangres”), y otros que están sacados, también de la vida cotidiana, como aquellos, pero sin que corra el rojo liquido, y que la imaginación de Mariano lo convierte en algo que te atrae y sugestiona por su argumento y en los que hay alguno en los que puedes sentirte coprotagonista con el propio narrador, todo ello con la medida justa y la atracción necesaria. Como buen técnico: todo en la misma “escala”. Me pregunto si lo de “vampiros”, aparte de alguna sangre que otra, viene por la condición que adquiere el lector de “chupador” del jugo intelectual del escritor, con el que se alimenta intelectualmen…
EL ALEVIN DE FRANCO
José Cubero Luna
Ed. Alféizar
El 13 de febrero de 2013 recibí un correo electrónico de José Cubero Luna, en el que me preguntaba que, tras haber localizado en internet alguien con mi apellido, si yo podía haber sido compañero suyo en la Escuela Graduada “García Alix” de Murcia; como realmente así había sido, dio lugar a reiniciar aquella relación, infantil, interrumpida desde mediados de los años cincuenta, y a conocer la actividad literaria y pictórica de Pepe Cubero. Esto contradice lo que habla de que en su familia se crecía en geografía pero no en raíces, pues, al menos él, tiene un recuerdo y un enraizamiento de lo más exhaustivo de donde ha vivido: las personas los sitios, las costumbres, las actitudes, etc., y así lo va compartiendo en su actitud y las diferentes novelas que va publicando o en espera de ello, y conformando sus “memorias” tanto reales como de ficción, pero tomando como referencia su entorno y hacer, enriquecido por su condición de apátrida, como…